Las señales se estan cumpliendo – Becksan Moreno

Las señales se estan cumpliendo – Becksan Moreno

Escribí esto hace un par de meses, el texto está basado en un libro llamado “Un sitio en la cumbre” y ha sido dedicado a jóvenes que por alguna razón se han apartado de los caminos de Dios, sin embargo siguen visitando portales cristianos.

Para esos jóvenes que desconocen que al igual que nosotros pueden llegar a ocupar un lugar especial ante los ojos y corazón de Dios…

Alguna vez te has preguntado, ¿Qué hora es en el calendario de Dios?. La Biblia habla del fin del mundo, pero no creas que de ese fin del mundo que la mayoría de las personas esperaron al iniciar el año 2,000. Jesús dio una serie de señales que indicarían la proximidad del fin y no podemos ignorar que se están cumpliendo rápidamente. Jesús dijo en Mateo 24:6-14 que dentro de las señales del fin estarían: “Guerras, Rumores de Guerras, Falsos Ungidos, Hambres, Terremotos, Tribulaciones, Enfriamiento del Amor, y la Predicación del Evangelio a Todo el Mundo”, entre otros.

La situación actual del mundo está como Jesús dijo que estaría. Supongo que más de alguna vez escuchaste rumores de guerras, incluso se han consumado las guerras, por ejemplo la guerra de Estados Unidos contra Afganistan. Tampoco podemos ignorar que en muchas partes del mundo se escucha que existe hambre, que decir de Somalia. Entonces, ¿Qué señal esperas para creer que estamos en el fin?, ¿Terremotos? A caso no ha habido ya terremotos, Incluso maremotos, o ¿Qué me dices del Tsunami? No podemos dudar que todo esto se ha dado porque el amor de muchos se ha enfriado ya. Esto no es sólo una cuestión de la naturaleza, sino que Dios lo ha permitido para cumplir su palabra. Él ha visto el corazón del hombre y ha determinado cada situación que hoy se vive. Pero no olvides, esto sólo es el principio.

¿Pero si los cristianos decimos que Cristo viene, entonces por que no se apresura a venir?. Nadie te lo puede explicar mejor que las propias Escrituras Bíblicas. “El Señor no demora el cumplimiento de su promesa, como algunos suponen, sino que no quiere que nadie se pierda y está alargando el plazo para que los pecadores se arrepientan… 2ª Pedro 3:9-16.

Ahora comprendes, Dios ama tanto esta creación que su misericordia es inmensa para con nosotros. Dios ama al pecador pero aborrece el pecado, y la Biblia dice que la paga del pecado es la muerte, (Romanos 6:23). Yo sé que tú no quieres morir, sin embargo vemos como en la Palabra de Dios se declara que el alma que pecare, esa morirá.

Hay personas que nos tienen por locos porque dicen ¿Cómo pueden amar a Dios, a quien jamás han visto?, Pero sabes, si amamos a Dios, es porque Él nos amó primero. 1ª Juan 4:19. “Porque en esto consiste el amor: No que nosotros hayamos amado a Dios, sino que Él nos amó a nosotros primero… 1ª Juan 4:10, Juan 15:16, Juan 3:16.

Tú eres pecador, no lo podemos negar, pero todos, absolutamente todos, somos pecadores. Sin Embargo hay uno que puede limpiarte de toda mancha y se llama Jesús. Hay personas que creen ser santas y puras que dicen que no tienen pecado y que por lo mismo no necesitan de la sangre de Cristo derramada en la cruz del calvario para ser salvos, pero al momento de decirlo, están pecando, porque están diciendo que Dios es mentiroso, porque todos somos pecadores. 1ª Juan 1:10.

No sé en qué situación te encuentras en estos momentos, pero déjame decirte algo que quizás suena monótono o repetitivo, pero es muy cierto: Alguien te ama. No importándole la magnitud de tu falta, la sangre que Jesús derramó en la cruz del calvario es más grande que el pecado que tú acarreas.

A menudo las personas del mundo flaquean, no tienen fuerzas, un sencillo problema los derrota, sin embargo los que tenemos un Dios Todo Poderoso, aún teniendo el problema o la angustia más grande, nada nos vence, porque somos como las palmeras, que cuando vienen las tempestades, nos podemos arquear pero pasada la tempestad, volvemos a enderezarnos porque nuestras raíces están sembradas y firmes en la roca, que es Cristo Jesús.

Alejado de Dios nunca podrás ser feliz. Un simple ejemplo lo podemos encontrar en la juventud, un joven con Cristo en su corazón, no necesita de alcohol, drogas o estupefacientes para poder estar feliz. Un joven Cristiano es feliz porque sabe que tiene un tesoro grande, su salvación, de echo hasta tenemos las escrituras de un Reino Celestial y nuestra escritura se llama Biblia.

Imagina que estás en un juzgado y si has pecado, abogado tienes ante el Padre, a Jesucristo el justo. Él tomó sobre sí la ira de Dios contra nuestros pecados y nos reconcilió con Dios. Es el sacrificio que fue ofrecido por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 1ª Juan 2:1-2. Jesús no vino a este mundo para condenarlo, sino para salvar lo que había perdido, y lo hizo por misericordia, es decir; amor a la miseria.

-Dios te sacie de bendiciones-

Las señales se están cumpliendo hoy, pero tu puedes acercarte a Dios y ser salvo.

Becksan Moreno

¿Y Quién Era Ese Mosquito? –

Yo me sentí como agredida personal y conscientemente con la embestida del mosquito zumbando; y cuando me golpeó en la cara, en la oscuridad de la noche, levanté la colcha y traté de abarcarlo encerrándolo dentro de las mantas.

Pero he aquí que no lograba cazarlo; en plena oscuridad sentí el rumor y a la par que procuraba eludir la embestida trataba de aniquilarlo.

Al sentir nuevamente la quietud y el dominio de mi sueño, caí en la cama no sé como y continué con el sueño profundo en el que me hallaba; no pasaron ni diez segundos cuando mi tímpano fue golpeado por ese horrible ruido, me recuerda a la última cuerda de mi violín, ese que toco muy seguido en la iglesia y siempre al afinarlo… sí, es cierto, jajaja, lo comparo con el zumbido de ése que ahora me atormenta.

No pude más, la almohada estaba sobre mi cabeza…la sábana, la colcha y casi casi el colchón pero aún así seguía la molestia; también me recordó a mi hermanita menor –y la única por cierto- incluso hice un símil muy chusco pues también llega a ser tan molestoncita que debo recurrir al encierro en el baño para relajarme, como ahora lo hago con todo lo que está sobre mí.

¿Qué rayos se cree ese mosquito?, tengo tanto sueño, me cuesta trabajo respirar no se si de la desesperación o por todas las colchas que tengo encima, seguramente es un mosco a sueldo… sí, lo habrá contratado esa chava que se la pasa viboreándome en el salón y que se infarta si saco mayor calificación que ella… ¿qué le habrá ofrecido al mosquito?… es capaz hasta de darle su propia sangre con tal de que yo no esté contenta.

Mosquito…mosquito…¡qué digo yo!,¡moscote!, que no deja dormir, ¿para qué habrá creado Dios a los moscos?, no sirven de nada, sólo se alimentan de cristianos sin culpas, se reproducen y nomás se mueren….-¡hayyy ya déjame en pazzzz!-, le grito mentalmente por que ganas no me faltan de gritarle bien… sólo por que mi hermanita (sí…esa que se parece al mosquito) está durmiendo a unos metros de mí.

¡Es cierto, la enana está expuesta a ese bicho castroso!, y luego con las ronchotas que se le hacen… mejor voy a ver si está arropada, total, ese bicho ya no deja dormir.

Prendo la luz del cuarto y voy a la cuna, pero… noto algo raro en la pequeña, está empapada en sudor, pálida ¿qué le pasa?… toco su carita y esta helada…¡hermana!…¡hermanita!…

¡Mamaaaaá! …

Después de lo que pasó he reflexionado mucho; Dios es tan grande que utiliza cualquier medio para advertirnos y hasta bendecirnos, ¿qué gracioso no?, utilizó un mosquito para advertirme y yo pensando tan mal… Eso es lo primero que hacemos ante cualquier situación incómoda; mi hermana se estaba ahogando y Él me advirtió.

¿Qué quién era ese mosquito?… caray… no supe su nombre… pero lo que sí estoy segura es que era un vaso de Dios que usó para nuestra Bendición… tú, yo y cualquiera puede ser un mosquito algún día. AMEN

Por : Jashmín Castañeda Ramírez

Cuando Sientes Que Inevitablemente Ha Llegado Tu Fin – Luis Bravo

Cuando Sientes Que Inevitablemente Ha Llegado Tu Fin

Hace unos años, recuerdo que iba de viaje con un grupo de compañeros de estudio hacia el puerto Quetzal, en Guatemala, para ver como era el proceso de carga y descarga de los contenedores que llevaban y traían productos al país.

Recuerdo que para esta visita al puerto, alquilamos un microbús ultimo modelo que lo usaban para turismo dentro del país, íbamos muy cómodos y conseguimos un precio especial porque el hijo del dueño, era novio de una de mis compañeras.

Pero cuando faltaban solamente 3 o 4 kilómetros para llegar a nuestro destino, el microbús intento rebasar a un camión que iba muy lento delante de nosotros, y de pronto sin poner o hacer ningún tipo de señal, dicho camión dio un giro sorpresivo e intempestivo hacia el lado donde nuestro microbús iba rebasando, y lo primero que recuerdo es el rechinido de las llantas intentando frenar, y el tirón hacia un lado tratando de evitar el golpe con el camión; cada instante paso como en cámara lenta frente a nuestros ojos, solo vimos venir la plataforma del camión hacia el lado del copiloto, sin que nada de lo que el piloto estaba haciendo o pudiera hacer, como frenar intempestivamente o tirar el vehiculo hacia el lado contrario, pudiera evitar el golpe.

Al final solo sentimos el golpe, vimos el vidrio delantero salir volando por el aire, vimos a un piloto del camión que sale huyendo porque sabia que el había tenido la culpa, y vemos a una de mis compañeras atrapada de las piernas por el frente del bus que se encogió hacia ella, retorciéndose del impacto.

Bien fue un gran susto, gracias a Dios nadie salio con heridas de mayores o de gravedad, el seguro se hizo cargo del microbús, aun llegamos al Puerto Quetzal a realizar nuestro trabajo, pero la lección que esto me dejo, es que hay ocasiones en la vida en que por mas que nosotros hagamos, no podemos librarnos por nuestras propias fuerzas.

Muchas veces las situaciones pueden o no ser buscadas por nosotros, en el caso del microbús que les conté, nosotros no lo buscamos, pero lo que si es cierto independientemente de lo anterior, es que son situaciones en las cuales el golpe es literalmente inevitable. Es como ir saliendo de una curva a bordo de un tren de alta velocidad y de pronto ver que hay un puente y esta roto, y aunque actives los frenos a toda la potencia, o grites, o llores, o hagas lo que hagas la caída es inevitable y solamente un milagro de Dios puede salvarte.

Se que algunos lo han experimentado talvez con una enfermedad crónica, saben que aunque aun están vivos, ellos o algún familiar, el fin es inevitable y esto les agobia y debilita, sobre todo porque nada de lo que puedan hacer, puede salvarles la vida.

Pues bien, la Biblia nos cuenta varios ejemplos de personas que se sintieron así en algún momento de sus vidas y también nos cuenta como Dios los libro y les dio una nueva esperanza, uno de los casos, lo encontramos en 1 de Reyes 17, donde había una mujer viuda que solamente tenia un puñado de harina y un poco de aceite, que recogía unos trozos de leña para preparase su ultimo bocado y esperar la muerte; porque no tenia más recursos, y al parecer tampoco veía una forma de obtenerlos, su esperanza había llegado a cero y veía el fin acercase lenta e inevitablemente hacia ella.

Otro ejemplo que me llama la atención es el que se encuentra en 2 de Reyes 4 donde nuevamente aparece una mujer viuda a la cual estaban a punto de quitarle a sus hijos porque tenia algunas deudas y no tenia como pagarlas, ella veía venir lo inevitable de perder a sus hijos, sin un esposo que la poyara y sin nada que pudiera hacer para evitarlo.

Y el tercer ejemplo que me llama la atención es el de Pedro en Hechos 12, cuando se encuentra en la cárcel, muy bien custodiado por varios grupos de soldados, esperando su inminente ejecución, talvez si a alguien de sus amigos se le hubiera ocurrido un rescate, este parecía imposible con todos los soldados que lo estaban custodiando, y de la misma forma, veía avanzar las horas sintiendo que su fin estaba cerca.

Piensa que no es lo mismo ser tomado por sorpresa sin darte cuenta, como aquellos que son alcanzados por una bala perdida y mueren, a tener algún tiempo, sean estos horas, minutos o segundos, y darte cuenta de lo inevitablemente que te espera, y que ya nada de lo que puedas hacer puede salvarte, créeme que yo lo he vivido y es un sentimiento muy frustrante, que te hace sentir mal, cargado, atribulado, agobiado, desesperado y talvez por ratos hasta desear la muerte.

Llegan momentos en los cuales piensas: “Esta bien que llegue ya lo malo, prefiero recibir de una vez el golpe, a estar con la incertidumbre si voy o no a ser librado”, porque como sabes, la esperanza es lo ultimo que muere, pero nuestra fe muchas veces tambalea.

Sin embargo, el Apóstol Pablo en Romanos 5:3-5, nos exhorta diciendo, que nos gloriemos en medio de las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia, y en la versión Dios Habla Hoy nos dice que esa paciencia, nos permite salir aprobados, (compárese con Santiago 1:12) y el salir aprobados nos da esperanza, y la esperanza no desilusiona.

Pero porque dice que la esperanza no desilusiona o no nos avergüenza dicen otras versiones, porque estamos poniendo nuestra esperanza en Dios, y sabemos que aunque las cosas talvez no sucedan o estén sucediendo como nosotros queremos o pensamos, estamos seguros que a los que amamos a Dios, Todas las cosas nos ayudaran para bien, (ver Romanos 8:28) y además sabemos que como dice la Biblia: “Los que en El creen, no serán avergonzados”.

Pero regresemos y veamos que paso con nuestros ejemplos de la Biblia, Primero dice la Biblia que la viuda que solo tenia un puñado de harina, recibió en su casa a un profeta de Dios y este le dijo que hiciera el pan para el primero y que la harina y el aceite no escasearían y ellos se alimentaron de eso durante mucho tiempo, y el fin no llego para sus vidas. Esta viuda pensó primero en el profeta, antes que en su necesidad y fue librada.

La otra viuda, fue y hablo con otro profeta, y este le dijo que tienes en tu casa, y ella le respondió, lo único que tengo es un poco de aceite, pues bien, le dice el profeta, ve y presta vasijas vacías con tus vecinos, y le dice además, no pidas pocas, y llénalas con el aceite que tienes en tu vasija, y dice la Biblia que el aceite no ceso de fluir hasta que hubo llenado todas, y luego fue vendió el aceite, y no solo pago sus deudas, sino que aun le quedo una ganancia para mantener a sus hijos.

Busco la dirección sobre que hacer de parte de Dios, hecho mano de lo poco que tenia poniéndolo en las manos de Dios, como en la alimentación de los cinco mil (Mateo 14:13) y lo vio multiplicado. Y por ultimo Pedro, cuenta la Biblia que la última noche cuando estaba ya a punto de ser ejecutado, un ángel de Dios llega en su rescate y Pedro logra salir ileso aun en medio de toda la guardia que lo cuidaba, que ni siquiera se dieron cuenta cuando fue liberado. Había una promesa de Jesús que Pedro llegaría a viejo (Ver Juan 21:18) y el nunca falla a sus promesas.

Talvez tu te encuentras en una situación muy similar a estas, en la cual ves tu fin acercarse inevitablemente y sabes que ya nada de lo que puedas o intentes hacer puede librarte, o posiblemente has intentado de todo y nada ha funcionado, y ahora solamente estas esperando el golpe, el final donde todo se acabe. Pues bien déjame decirte que tienes una esperanza y esa esperanza esta en Jesucristo.

Acaso ¿habrá algo imposible para Dios?, para nosotros como humanos seguramente es imposible, pero para El nada es imposible. ¿Tienes tú una promesa de Dios? Como la que tuvo José que vería a sus hermanos inclinarse ante el, pues descansa en esa promesa porque Dios no miente, y aunque tu promesa tarde un poco de tiempo, llegara.

Muchas veces Dios permite que lleguemos a situaciones así de extremas, donde ya no podemos hacer nada por nosotros mismos, para que toda nuestra confianza este en El solamente y entonces sea El quien se glorifique y no nosotros mismos. ¿En quien tienes depositada tu confianza hoy?, recuerda que los que creen en El no serán avergonzados.

Hoy Dios te da la oportunidad de acercarte a El y cambiar el rumbo de tu vida, no importa en que situación te encuentres, o si te sientes lejos de Dios o indigno de recibir su favor y ayuda, su palabra dice que todo el que viene a El, con un corazón contrito y humillado, El no lo desprecia. Cualquiera que sea tu situación o tu necesidad hoy, ten por seguro que puedes encontrar la respuesta en Dios, si la presentas hoy a El con fe y una actitud de humildad y no quedaras avergonzado. Dios te bendiga.

Lic. Luis Armando Bravo Santisteban
www.LuisBravo.org